Un nuevo biomarcador podría ayudar a predecir el cáncer de riñón años antes del diagnóstico clínico

Investigaciones previas realizadas por los líderes del Hospital Brigham and Women’s demostraron que el Kidney-injury-molecule-1 (KIM-1) es un marcador importante y altamente predictivo de la lesión renal, que se puede detectar en la orina y la sangre y generalmente está presente en niveles bajos en individuos sanos.

 

A partir de estos datos, en un nuevo estudio publicado en Clinical Cancer Research, los investigadores de BWH, junto con colegas del Beth-Israel Deaconess Medical Center, han explorado si un análisis de sangre puede detectar concentraciones más altas de KIM-1 en pacientes que desarrollarán cáncer de riñón hasta cinco años después. Sus resultados muestran que KIM-1 ayuda sustancialmente a distinguir entre los pacientes que desarrollaron cáncer de riñón y los que no.

Venkata Sabbisetti, PhD, miembro de la facultad de investigación en el BWH Renal Division comenta que: “La detección temprana del cáncer de riñón puede salvar vidas. Podemos curar el cáncer de riñón cuando lo detectamos en una etapa temprana, pero los pacientes con cáncer de riñón avanzado tienen una tasa de mortalidad muy alta. Sin embargo, el cáncer de riñón es asintomático y muchos pacientes presentan cáncer de riñón avanzado en el momento del diagnóstico. Nuestros resultados sugieren que, con un refinamiento adicional, KIM-1 tiene el potencial de identificar pacientes con cáncer de riñón precoz y curable“.

 

En el estudio se midieron y compararon las concentraciones de KIM-1 en muestras de 190 pacientes inscritos en la ‘European Prospective Investigation into Cancer and nutrition’ (EPIC) que desarrollaron RCC en los siguientes cinco años con 190 participantes emparejados (la misma edad, índice de masa corporal, tabaquismo, etc.) que se mantuvieron sanos:

  • En muestras con niveles detectables de KIM-1, la concentración promedio fue el doble en los pacientes que desarrollarían cáncer de riñón.
  • Agregar KIM-1 a un modelo para predecir el riesgo de cáncer de riñón aproximadamente duplica la precisión de ese modelo.
  • KIM-1 fue sustancialmente más sensible para la detección del cáncer de riñón que el antígeno prostático específico para el cáncer de próstata. Sin embargo, dado lo raro que es el CCR, los investigadores observaron que el KIM-1 debe medirse junto con otros marcadores específicos de la enfermedad renal para ser útiles para la detección temprana en la población general.

 

Para concluir, los autores del estudio creen que KIM-1 será útil en entornos donde el riesgo de cáncer de riñón es mayor, como en los pacientes sometidos a tomografía computarizada abdominal, donde KIM-1 podría utilizarse para estratificar el riesgo de CCR, hecho que será particularmente importante dado el aumento de las tomografías computarizadas rutinarias y la fuerte asociación entre el número de tomografías computarizadas y el número de nefrectomías realizadas a nivel regional en los EE. UU., lo que indica una carga sustancial de sobrediagnóstico.


Fuente: NewsMedical, Novel blood-based marker may help predict kidney cancer years before clinical diagnosis. 10 August 2018.

Disponible en: https://www.news-medical.net/news/20180810/Novel-blood-based-marker-may-help-predict-kidney-cancer-years-before-clinical-diagnosis.aspx


 

queremos saber tu opinión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies